Próximas Actividades
Sab 16

MEGALOPOLIS, LA CIUDAD DE LOS NIÑOS

16 Diciembre @ 16:30 - 18:00

Así fue el encuentro con Stephen Gill

Así fue el encuentro con Stephen Gill

Apenas era un chaval cuando, de la mano de su padre, empezó a fotografiar pájaros y otros animales en Bristol. Hoy, Stephen Gill es uno de los nombres propios más respetados del panorama mundial de la fotografía.

El pasado martes 6 de junio Gill protagonizaró en MINI Hub un encuentro con el público en el que hablaró de sus personales métodos de trabajo, edición de libros y técnicas fotográficas, como también nos presentaró su último trabajo “Night Procesion“, una serie de 84 fotografías, autopublicadas por Stephen Gill, con palabras de Karl Ove Knausgaard.

La nueva obra del fotógrafo británico debe su inspiración -y gran parte de su creación- a la naturaleza. El mismo Gill describe este trabajo de la siguiente manera: “En marzo de 2014, mi familia y yo nos mudamos del este de Londres al sur rural de Suecia, de donde es mi pareja Lena. Comprendí que estos nuevos entornos influirían mi trabajo de maneras muy diferentes y que la naturaleza jugaría un papel clave. Tenía ganas de hacer un trabajo que no se sintiera restringido y sofocado por la tecnología moderna, ni proyectaría una impresión inexacta del paisaje natural del que somos parte.

En mis muchos paseos, pronto me di cuenta de que este nuevo paisaje, aparentemente sombrío, plano y abierto, estaba lleno de vida intensa. (…) Empecé a imaginar a las criaturas en la oscuridad absoluta en el bosque, impulsadas por los instintos y su voluntad de sobrevivir. Me imaginé que se encontraban unos a otros. Pensé en sus ojos – casi redundantes en medio de la noche – y su sentido del olfato y el oído finamente afinado y aumentado. (…)”

Stephen Gill (Bristol, Reino Unido. 1971) es un fotógrafo y artista experimental, conceptual y documental. En 1993 comenzó a trabajar en la agencia Magnum en Londres. En 1997 se hizo fotógrafo freelance y en 2005 fundó su propio sello editorial, Nobody, con el fin de ejercer el máximo control sobre el proceso de publicación de sus libros. Su intención primordial era hacer que el libro fuera la expresión final de las fotografías, en lugar de ser solamente un contenedor. Consigue así que sus libros tengan una presencia única, con un enfoque táctil gracias a materiales y técnicas como la impresión en lino, pintura en aerosol, sellos de goma, y hasta, en ocasiones, la fabricación y ensamblado a mano en el estudio de Gill en Hackney.

Una oportunidad única de conocer de cerca a este grande de la fotografía, un artista cuyo trabajo puede admirarse en numerosas colecciones de prestigio, como la National Portrait Gallery y el Victoria and Albert Museum, o en cabeceras como The New York Times Magazine, The Guardian Weekend o Le Monde 2.

Tags: